sábado, 29 de julio de 2017

RESEÑA DE "MIRADAS PERDIDAS", DE MARTA SEBASTIÁN



El libro que traigo ahora es el famoso Miradas perdidas, de Marta Sebastián y que participa en el concurso literario de Amazon.

La sinopsis del libro que la autora le dedica al libro es la siguiente: 

<<Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas de forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones.
Cuando Aldara, una escritora de éxito encerrada en sí misma, empieza a recibir notas de ese estilo, la policía no le da importancia. Sin embargo, ella sospecha que hay algo más.
La casualidad la lleva a Raúl, un detective harto de su trabajo y desengañado de la vida.
El destino lleva años jugando con ellos. ¿Serán capaces de enfrentarse juntos a todas las heridas pasadas? Y, sobre todo, ¿conseguirán descubrir quién es el acosador de Aldara antes de que sea demasiado tarde?
Una carrera contrarreloj cuyo ritmo lo marca un espectador entre las sombras>>.

Transcrita una sinopsis, brillante y completa, no es necesario abordar el contenido del libro para no destripar nada.

A los largo de las 320 páginas de Miradas perdidas, Marta Sebastián demuestra un completo control sobre la obra. Primeramente, en los saltos temporales que permiten a la autora ir dosificando la información que da al lector de una forma muy inteligente y manteniéndolo en la intriga, incluso, provocando que el lector haga de detective. Uno de los objetivos, quizá el más importante, que un escritor de novela negra debe alcanzar. Parece fácil, pero en absoluto lo es, fragmentar la historia e ir desgranándola metódicamente a lo largo de una novela, con su dosis justa y sin que el lector sienta que es un corte en el hilo narrativo, una divagación de la escritora, requiere de un talento.

Los personajes están perfilados psicológicamente a la perfección, tanto por las descripciones del narrador omnisciente como, y especialmente, por las acciones y palabras que permiten a los personajes definirse a sí mismos. Un mérito que hay que concederle a Marta es la forma de ser de Raúl, protagonista de la novela junto a Aldara. ¿Quién se arriesga a dar a luz a un personaje protagonista carente de virtudes que puede llegar a ser odiado por el lector? Es algo que empapa de realismo a la obra y que yo, personalmente, agradezco de corazón, porque todo el mundo tiene un pasado, un amor y es protagonista de su vida, aunque no sea un príncipe azul.

Otro punto a favor de la novela, sin duda, es la desenvoltura que tiene Sebastián a la hora de construir diálogos a rebosar de sarcasmo, tragedia, romanticismo, erotismo, veracidad, frescura y en los que, como anteriormente acabo de escribir, permiten a los personajes definirse a sí mismos.

Como única pega, diré que tiene algunos laísmos, no demasiados porque no siempre cae en ellos.

Entonces termino el libro y veo que no he leído sólo unas páginas, sino que me he drogado con las letras de Marta mientras hacía que la realidad que me rodeaba se disipara para sumergirme de lleno en una historia en la que danzan el amor, el odio, la venganza y la incertidumbre en una novela en la que se entrecruza el pasado con el presente tejiendo un inefable futuro. Admirable.

Recomiendo su lectura y te deseo mucha suerte en el certamen, Marta. Tienes un futuro prometedor como escritora.